RAZONES PARA CONFIAR EN UN AGENTE INMOBILIARIO

ESPECIALISTA EN EL MERCADO DE LA ZONA. Conoce bien el barrio en el cual trabaja y se desenvuelve, lo que supone que está al día de los movimientos del mercado inmobiliario del mismo. Un agente hará siempre un informe lo más cercano y objetivo de la vivienda, para, de esta manera, asesorar de la mejor manera al vendedor e intentar vender el inmueble lo antes posible y al mejor precio.

REALIZACIÓN DE UN BUEN PLAN DE MARKETING. Un agente inmobiliario tiene en su poder herramientas que un particular no posee. A la hora de vender o alquilar un inmueble, fotografía profesional, tour virtual de la casa (que se sienta viviendo en ella el posible comprador) el posicionamiento del inmueble en diversos portales o un Home-Staging (decoración de la casa para su posterior venta) es algo que aporta mucho valor a la hora de sacarlo al mercado.

BASES DE DATOS DE POSIBLES COMPRADORES. Un agente dispone de base de datos de posibles compradores que quieren adquirir vivienda de ciertas características en esa zona concreta. Además a través de colaboración con otros compañeros (lo llamado MLS) hay cruces y llega la información a otras agencias para algún posible comprador de estas.

ASESORAMIENTO PERSONALIZADO. La compra venta de un inmueble requiere una burocracia que, para mucha gente resulta incómoda, liosa e incluso en ocasiones hay falta de tiempo. Desde solicitar la nota simple, preparación del contrato de arras o cambios de titularidad de suministros, un agente siempre está para dar solución a todo este tipo de situaciones, hasta llegar a la firma, el día de notaría.

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar